Si vas a leer esto, no te preocupes.

Al cabo de un par de páginas ya no querrás estar aquí. Así que olvídalo. Aléjate. Lárgate mientras sigas entero.

Sálvate.

Seguro que hay algo mejor en la televisión. O, ya que tienes tanto tiempo libre, a lo mejor puedes hacer un cursillo nocturno. Hazte médico. Puedes hacer algo útil con tu vida. Llévate a ti mismo a cenar. Tíñete el pelo.

No te vas a volver más joven.

Al principio lo que se cuenta aquí te va a cabrear. Luego se volverá cada vez peor.

No, esto no es mío.

Con estas palabras introducía Chuck Palahniuk su obra maestra/ libro Asfixia.

Pero no las he entrecomillado para, de esta forma, reforzar la reacción que buscaba.

¿Atrapan?

¿Generan curiosidad, deseo de seguir leyendo, de descubrir qué va a ocurrir a continuación?

Si tu respuesta es negativa, comprueba que respiras. Tómate el pulso. Asegúrate de que sigues vivo. O de que eres humano.

Y si ofreces un producto o servicio, piensa en cómo como tratas de despertar los sentimientos y pensamientos que llevan a tu potencial cliente a la acción que deseas.

¿Todo en orden?

¿No obtienes los resultados que esperas?

Textos persuasivos para tu web.

P.D.: Para que yo lo haga por ti, me dices algo por el enlace de arriba.

P.D.2: Cargado de urgencia y tensión, con pinceladas de brillantez psicótica e imágenes certeramente precisas. Así puede definirse el lenguaje de Palahniuk.

P.D.3: Y más como este, en mi lista de correo:




Tus datos serán guardados en Mailchimp, proveedor de email marketing que está ubicado en Estados Unidos, con un acuerdo de procesamiento de datos con cláusulas tipo de la Comisión Europea. Todo legal y a salvo.