¿Por qué los agentes inmobiliarios no conocen estos detalles?

Puedes seguir perdiendo tiempo y ventas. O puedes darle al copywriting inmobiliario la oportunidad que se merece y dejar de basar tu estrategia comercial en argumentos de venta tradicionales y —para que engañarnos— obsoletos.

Tanto si eres agente inmobiliario, corredor inmobiliario o Realtor, debes ser consciente de que no vendes propiedades, vendes calidad de vida.

También, de la importancia de lo que voy a contarte en este post.

Durante varios años me moví en el mundo inmobiliario, gestionando redes sociales y escribiendo textos.

Vaya, que lo que voy a contarte no es un refrito de otros artículos de los que circulan por internet, redactados por personas ajenas al sector.

Bien, sigamos.

Entre tu público se encuentran muchas personas que están a punto de realizar la compra más importante de su existencia.

Van a adquirir un espacio en cuyas paredes colgarán su modesta colección de pintura y fotografía, que los verá emocionarse con los primeros pasos de su hijo, pelearse por el uso del baño porque la hora se les echa encima, que albergará sus maratones de manta, pizza y series los fines de semana, en cuya cocina se llegarán a preparar paellas que no tendrán nada que envidiarle a las de la abuela… Un hogar, testigo y espectador de infinidad de instantes.

Y tu eres su intermediario. Su puente. Su guía en el proceso de compra.

 

Copywriting inmobiliario, o cómo atraer clientes y vender a través de las palabras

Cada vez que te limitas a enumerar las características de un inmueble y a acompañarlas de unas fotos, estás perdiendo la oportunidad de llamar su atención. Te resignas a ser una opción más, entre decenas, cientos o —incluso— miles.

«Este es el camino» —me respondes—, como si fueses Din Djarin «Mando», de The Mandalorian.

«Siempre se ha hecho así, todo el mundo lo hace así. Comentas las dimensiones en metros cuadrados, el número de habitaciones, las calidades, el precio, etc. y ya está. ¿Por qué iba yo a ser la excepción?»

Si no vas más allá del manido «fabulosa casa en el centro histórico, con patio interior, ideal para familias con niños» o «piso de 60m2, con 2 dormitorios, balcón con vistas y un cuarto de baño», no generas ningún tipo de emoción.

Sin emociones, no hay ventas.

Y tú, como todos, estás en esto para hacer dinero.

Quizás en otra época, de bonanza económica y acceso limitado a información, podía funcionar. Pero hace unos años cambiaron las reglas del juego.

Además, no siempre se trata de una propiedad maravillosa, de esas que se venden solas.

Por ello, necesitas ser persuasivo, dibujar beneficios en la cabeza de tu potencial comprador.

Olvídate del precio, es secundario. También de las características.

Véndele valor.

Véndele seguridad.

Véndele libertad.

Véndele estilo de vida.

Enséñale qué hace única e ideal a esa vivienda. La forma en la que va a transformar su día a día.

Que se imagine en ella. Recorriendo sus estancias. Viviendo en ella, disfrutando en ella. Aquí y ahora. Y en el futuro.

Condiciona su decisión de compra. Que sienta que ha tomado la correcta.

¿Cómo? A través del copywriting para inmobiliarias y del storytelling.

Copywriting inmobiliario atraer clientes y vender

 

Storytelling en el sector inmobiliario

Mira lo que te dice un señor llamado Seth Godin, que sabe bastante de marketing:

«El marketing ya no se trata de las cosas que vendes, sino de las historias que cuentas»

En esta era de conexión permanente a internet, este elemento del marketing inmobiliario es una eficaz puerta de entrada a la mente de tu cliente ideal.

Muéstrale todo esto que te estoy comentando, narrándole una historia.

Sí, desde el principio de los tiempos, el ser humano ha sentido la necesidad de relatar historias. Algo que continúa ahí y es muy útil en el mundo de los negocios.

De eso va el storytelling, aunque con un objetivo concreto. En tu caso, llevar a buen puerto una venta.

Antes de ponerte manos a la obra, piensa en tu público objetivo y ten claro qué mensaje quieres transmitirle.

Escúchalos, dales lo que buscan.

Si lo haces bien, el resto vendrá rodado.

Y esto también es aplicable a tu web, y a otros aspectos de tu negocio inmobiliario como la captación de propiedades. Comprobarás cómo te ayudan a conectar con tu público. Y a realizar más operaciones exitosas.

 

Ejemplos de copywriting inmobiliario

Como habrás comprobado, este post ya está lleno de valor, así que no, no te pongo ningún ejemplo de copywriting inmobiliario.

Pero sí te quiero recordar que puedo ser el copywriter que construya esas historias que marquen la diferencia y creen interés, que unan a personas con viviendas. Porque, la gente lee.

 

Por cierto, ¿estás suscrito a mi lista de correo?

  • Envío emails casi diarios en los que enlazo historias, anécdotas, curiosidades y algunos desvaríos con reflexiones y movidas sobre copywriting y ventas.
  • Estar en ella es tan fácil, rápido (y gratuito) como introducir tu dirección de email en el formulario/ caja de suscripción que tienes a continuación.
  • Y de regalo, el ebook «¿Puede levitar un caballo?»:




Tus datos serán guardados en Mailchimp, proveedor de email marketing que está ubicado en Estados Unidos, con un acuerdo de procesamiento de datos con cláusulas tipo de la Comisión Europea. Todo legal y a salvo.