Ese momento único e irrepetible en el que estás a punto de descubrir el mayor superpoder del copywriting y la persuasión...

Ha llegado. Es ahora.

Sí, ahora. No exagero. Mira:


Seguro que te han dicho más de una vez que para vender tienes que ponerte en el lugar de tu cliente potencial, caminar con sus zapatos.

Es un consejo excelente, de eso no cabe duda, aunque todo el mundo tiende a captarlo a un nivel muy superficial.

¿Por qué razón?

Dentro de un rato lo entenderás.

Y es que hay algo que es irrebatible, que no deberías ni tan siquiera cuestionarte.

Algo que puedes ver en esa escena de El retorno del Jedi (Star Wars) en la que un ewok llamado Wicket se encuentra con la princesa Leia, que está echándose una siesta en mitad del bosque.

El peludo habitante de la luna del bosque de Endor anda asustado, incluso temeroso de este extraño en su mundo natal.

Los ewoks son víctimas de la tiranía del Imperio, que ha instalado el generador de escudos de la Estrella de la Muerte en su planeta y se ha apoderado de Endor para moldearlo a su propia imagen, para su propio beneficio.

¿Le importa cómo se sienten los nativos o le preocupa si tienen alguna necesidad?

No, para nada.

Pero Leia posee una perspectiva muy diferente. Desde el primer instante se muestra amistosa y amable, compartiendo su comida con él. Incluso hacen frente juntos a un par de soldados imperiales.

Aunque la Rebelión necesita su ayuda desesperadamente, ella no presiona al ewok, sino que prefiere que él mismo perciba su empatía y buen espíritu, en lugar de imponer sus valores y creencias.

De esta forma se gana a Wicket, personaje que posteriormente juega un papel fundamental durante la Batalla de Endor, ayudando a la Alianza Rebelde a derrotar a las fuerzas imperiales.


Como ves...

Necesitamos más empatía


Sí, más empatía.

Porque, no creas que solo los sociópatas carecen de ella. La gente normal suele amortiguarla.

No la activamos como debería.

Me temo, joven Padawan, que tú también entras en el saco.

Tratar de vender al cien por cien del mercado es un error.

¿Y si dejas de dirigirte a todo el mundo y empiezas a pensar en ese pequeño porcentaje de gente que compra o podría comprar tu producto o servicio?

Cuando en su cabeza hay un:

«Oye, espera, es de mí de quien estás hablando»


Es cuando aparecen las ventas, las conversiones.

El resultado de ponerte en el lugar del otro.

De generar una conversación con el conocimiento activo de cómo tu lector percibe tu versión de la historia.

De que te importe cómo está reaccionando.

La empatía, un arma muy poderosa, que la mayoría de la gente no posee, que no sabe poner en marcha para conseguir su propósito.


Si tienes un negocio o marca y esto te resulta interesante, te gustará mi lista de correo. Una cuenta de email, un clic, y estás dentro. Que piensas que soy un copywriter aburrido y nunca contarás conmigo para dibujar en la cabeza de tu público objetivo, pues te das de baja con otro clic:




Tus datos serán guardados en Mailchimp, proveedor de email marketing que está ubicado en Estados Unidos, con un acuerdo de procesamiento de datos con cláusulas tipo de la Comisión Europea. Todo legal y a salvo.